sábado, 22 de agosto de 2009

FinAndTheEnd

Lo dejo. Este blog ha llegado a su fin. Ya no tengo nada más que decir.
Hoy no ha sido (está siendo) un buen día. Hoy he llorado, primero hacia dentro, pero más tarde hacia afuera. Cuando lloro me duele la cabeza y me siento muy cansada. En estos momentos Catalina celebra su noveno cumpleaños en una fiesta improvisada llena de niños felices. Y yo no puedo. No puedo y no quiero. Aquí acaba ésto. No acaba por nada en concreto. Llevaba acabando hace tiempo, pero hoy le pongo fecha, porque es el cumple de Catalina y así podré acordarme en caso de que algún día quiera acordarme.
Ya no tengo ganas de muchas cosas, y una de ellas es de seguir con este blog. No sé exactamente él porqué, pero siento la necesidad de dejarlo. No me apetece compartir ya con nadie todo lo que me está pasando. Pensaba dejarlo al final del verano, porque me parecía chulo diluir mis palabras en los últimos días de sol y olas, justo como cuando lo empecé hace un año, pero no, lo hago hoy y bruscamente, porque sí, porque ya no tengo ganas de seguir con esto.

Me ha gustado escibir este blog.
Y quiero dar las gracias a todos los que lo habéis leído, porque os ha apetecido. Gracias a los que, sin conocerme, me habéis mandado esos mensajes tan bonitos, a los que, conociéndome, me habéis animado y seguido. Me encanta dar las gracias, en realidad lo que me encanta es tener motivos para dar las gracias, y los tengo. A través del blog me he sentido comprendida y querida por mucha gente. Suena tan tópico todo, es tan tópico todo. Pero es así, y hoy no tengo fuerzas para intentar contarlo de otra manera. Hoy no tengo desarrollado mi lado alternativo. Hoy todo me da igual, especialmente escribir de una manera u otra. Así que ¡ole pr los tópicos!.
Las críticas, que también las he tenido, me dan igual, no he escrito aquí ni para ser alabada ni para ser criticada. He escrito porque sí. Desde el corazón. Dije que no corregiría mis palabras y no las he corregido. Lo que sale del corazón no se corrige. Dije lo que sentía en cada momento, sin intención de molestar a nadie, si lo he hecho ... no lo siento.

Me hace feliz el poder calificar de amigos a algunas de aquellas personas que han llegado a mi vida a través de este blog. Nunca pensé que las palabras pudieran unir tanto. Sólo deseo que esas personas sigan junto a mí, de una manera u otra.
Lo dejo, pero sigo estando. Seguiré en otro sitio. No sé donde, pero seguiré.
Siempre podréis llegar a mí en martamaine@hotmail.com
Y acabo con un tópico y manido ¡Hasta siempre!


Sabía que no me iría muy lejos http://www.azulprofundo-martamaine.blogspot.com/

2 comentarios:

bruixa dijo...

porque te vas?

Andrés Martínez Trapiello dijo...

¿Soy el último en leerlo?
En una tarde fría de este enero leonés, con Bach y unos conciertos de Harpsichord de fondo, me ha entretenido la lectura -no todos los post- del blog. Y me ha alegrado enormemente leer que "no he escrito aquí ni para ser alabada ni para ser criticada. He escrito porque sí", porque es coincidente con mi forma de ver este gran invento.
Continuaré.