lunes, 17 de agosto de 2009

Mi road movie

Quiero ser la protagonista de mi road movie particular. Quiero conducir un Thunderbird descapotable del 66, en honor al año de mi nacimiento, e ir desde Nueva York hasta California, como Kerouac. Conducir y conducir, porque me gusta conducir, parar a comer cuando tenga hambre, parar a beber cuando tenga sed y parar a dormir cuando tenga sueño. Comer hamburguesas, burritos, apple pie, cherry pie, tacos, hot dogs, brownies con helado de vainilla, pasteles de cinnamon y manzana, lemon pie, caesar salad, Alfredo's pasta y donuts de colores. Beber Mountain Dew, Dr.Pepper, Buds, apple juice, frapuchinos, litros de café, iced tea y agua de las montañas de Utah. Dormir en un Motel Six, en un Best Western o similar donde pueda dejar mi Thunderbird descapotable del 66 a la puerta y donde haya una máquina expendedora de Reeses y Butterfingers (a la puerta).
Puedo ir sola o acompañada, eso sí, quien quiera venir conmigo (si alguien quiere) tendrá que aceptar la banda sonora que yo elija para el viaje, porque esta es mi road movie particular. Todavía no la he elegido, pero lo haré un día de estos, seguramente incluirá temas de Wilco, Belle and Sebastian, Clem Snide, Jeff Buckley, The Decemberist, Bright Eyes, Camera Obscura, The Lemonheads, Ben Lee, Cat Power, Rosie Thomas, The Pain of Being Pure at Heart, Bon Iver, Ray LaMontagne, Emiliana Torrini, Interpol, Eli Paperboy, Lambchop, The Killers, The Sounds, Death Cub for Cutie, Rufus Wainwritgh, Antony an the Johnsons, Matt Costa, Rocky Votolato, Sufjan Stevens, The Postal Service ... y cuando cruce la frontera entre Nevada y California sonarán uno detrás de otros todos los discos de Jack Johnson. Entonces llegaré a Big Sur y me daré un baño en el Pacífico.
Será un viaje muy largo, pero no tengo prisa. Cruzaré valles, montañas y desiertos. Pasaré junto a cañones y ríos. Veré amaneceres y puestas de sol. Iré despacio, o deprisa, depende, ya veré. Será una road movie sin argumento, no pasará nada, no me parará la policía, no me perseguirá un camión asesino, no desapareceré en una gasolinera, no habrá armas de fuego, ni persecuciones por carreteras secundarias, los moteles en los que duerma estarán libres de asesinos, no me comeré la cabeza ni me complicaré la vida, por lo que tampoco habrá argumento para una peli indie destino Sundance, no me enamoraré ni conoceré a Brad Pitt vestido de cowboy en un hotel, nadie me acosará, no me emborracharé, no recogeré a ningun autostopista, ni siquiera se pinchará una rueda de mi Thunderbird descapotable del 66, ni se calentará el motor, no me quedaré sin gasolina y no me dolerá la cabeza, es mi road movie particular y será como yo quiera, tendrá un argumento muy simple, conduciré y conduciré, escucharé música y cantaré a todo volumen las canciones que más me gusten.

Cuando llegue a Big Sur me quedaré allí una temporada, luego subiré hasta Carmel o Monterrey, dónde comeré clam-chowder hasta hartarme y luego seguiré subiendo hasta llegar a San Francisco, donde me quedaré unos días, iré a City Lights, a respirar el espiritu de la Beat Generation y luego poco a poco y en mi Thunderbird descapotable del 66 pondré rumbo a Seattle y desde allí cruzaré la fontera a Vancouver, donde me quedaré por tiempo indefinido. Cuando llegue allí, y desde mi casa con vistas al mar, seguiré contando cosas.

No hay comentarios: